sábado, 6 de mayo de 2017

Villarreal y Sporting llegaron al encuentro en dinámicas totalmente




Villarreal y Sporting llegaron al encuentro en dinámicas totalmente opuestas. Los amarillos eufóricos tras asaltar el Vicente Calderón y asentados en la quinta plaza de la clasificación con 60 puntos. En el lado contrario, los pupilos de Rubí ante una de las últimas bazas para conseguir luchar por la salvación en las últimas jornadas.

Con el clásico 4-4-2, los pupilos de Escribá se acomodaron sobre el césped con un fútbol atractivo para los aficionados, buscando la meta rival desde la primera acción. Una idea de fútbol que se ostenta en la solidez defensiva, y quizás, en algunas ocasiones esta campaña, el Submarino ha pecado de conformismo y de fútbol "amarrategui".

En tal contexto, la fortaleza mental fue decisiva en el devenir del choque. Ambos salieron a buscar al rival desde el pitido inicial. Las excelentes intervenciones de Andrés Fernández evitaron el tanto de los rojiblancos. Sin embargo, Soldado no falló y adelantó al Villarreal en un fallo de la zaga visita