martes, 13 de junio de 2017

Sin embargo, el APOEL avisó del peligro







Sin embargo, el APOEL avisó del peligro que llevaba en sus botas al poco de comenzar, Efrem disparó cruzado y obligó a Iraizoz a meter una buena mano. Un saque de esquina directo de Beñat que casi se cuela en la portería del meta del equipo chipriota fue lo último destacable del primer tiempo en el que el Athletic salió por delante en la eliminatoria, pero sin saber que lo peor estaba por llegar.
Desastre en diez minutos

La segunda mitad no pudo empezar peor, al minuto de juego, una falta de intensidad en la banda izquierda acababa en un centro de Gianniotas lo remató de volea Sotiriou a las redes de la portería de Iraizoz, la segunda mitad empezaba muy torcida.

Y se iba a poner peor, ocho minutos después de encajar el primer gol, de nuevo Gianniotas iba a hacer daño a los leones, una internada del extremo por la derecha acababa en un derribo de Balenziaga dentro del área que el colegiado decretó como penalti. El propio jugador griego iba a ser el encargado de poner el definitivo 2-0 desde los once metros. Un penalti que Iraizoz llegó a tocar, pero que no pudo saca