viernes, 1 de diciembre de 2017

El portero, mundialista en 2006 y 2014, tiene dentro

Jesús Corona Rodríguez, padre del arquero de Cruz Azul, Jesus Corona, espera que las directivas de la Máquina y de Chivas lleguen a un arreglo para que el cancerbero seleccionado nacional pueda vestir la camiseta del Rebaño Sagrado para el Clausura 2018.

En entrevista, Corona Rodríguez mencionó que, Ver Porto vs Benfica 2017 EN VIVO aunque no han llegado a un arreglo en las negociaciones por el también medallista olímpico en Londres 2012, tanto a su hijo como a él no le desagradaría un cambio de aires para el próximo semestre, mucho menos si se da antes del Mundial de Rusia 2018:

“Nosotros estamos esperando que primeramente Cruz Azul quiera hacer negociación con Chivas y que Chivas tenga el interés de realmente querer comprarlo. No se ha llegado a un arreglo, porque Cruz Azul quiere a dos jugadores, y ellos no quieren soltar jugadores, quiere dar dinero, entonces ahí están ambas directivas en el ‘estira y afloje’”.

Jesús Corona padre manifestó que el cambio de club beneficiaría a su primogénito en varios sentidos, principalmente los personales ya que regresaría a su lugar de origen. Asimismo, recalcó que su hijo se encuentra tranquilo en Cruz Azul, donde es referente:

“El cambio sería bueno, porque en primer lugar se vendría a Guadalajara, y en segundo, pues a él no le queda mucho tiempo de juego, quizás unos cuatro años de buen nivel. Son detalles que uno debe pensar, por ese lado sería un buen cambio. Pero él está muy bien en Cruz Azul, está contento, se la ha llevado muy bien con los directivos y es feliz. Es un club con una gran afición. Él está tranquilo, a ambos no nos han dicho nada”.

El portero, mundialista en 2006 y 2014, tiene dentro de su currículum una variedad de títulos: 1 Copa MX en 2013 y una Concachampions en 2014, ambas con Cruz Azul, además de una Copa Oro en 2009, una medalla de oro en Juegos Panamericanos en 2011 y una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, éstas últimas con la Selección Mexicana, pero se le ha negado levantar el máximo trofeo en nuestro país: la Liga, habiendo jugado ya tres finales de primera división y perdido todas, una con Tecos y dos con la Máquina, por lo cual para su padre, el ir a Chivas podría abrirle la ventana para alcanzar ese sueño que tanto anhela:

“Al igual que pasa con Cruz Azul que es un equipo con una gran afición, pero Chivas es el número uno en México y en el extranjero. El equipo tiene mucho cariño en todas partes”.